viernes, 8 de abril de 2011

La intro de la campaña


Os informo a todos de que ya he puesto dos imágenes en el Fan Art, desde aqui os invito a que colaboréis y hagáis que este proyecto vaya creciendo...

Por otro lado también os traigo la intro de la campaña El Shogun Negro... (nombre aun por certificar) es un pequeño relato corto que cuenta el despertar de todo lo que se avecina...

El hombre se acercó lentamente hacia el monolito, arrastraba un pie descalzo por la tierra aun congelada, sus manos llenas de cicatrices temblaban al acercarse, era una mezcla de frío y emoción lo que provocaba el temblor. De su boca con los labios gomosos, aparecía intermitentemente un vaho gélido, y su respiración entrecortada podía escucharse por todo el valle.

Era tal su concentración en lo que parecía el final de su largo viaje que no se percató de que arriba en la montaña, entre las rocas, una figura de piel grisácea y de ojos agudos como los de un águila un shikome lo observaba. El monolito estaba delante de él, con los relieves aun rellenos de sangre, alargo las manos y comenzó a pasarlas sobre la rugosa superficie, poco a poco la sucia nieve fue cayendo al suelo dejando al descubierto el texto antiguo sobre la piedra. Una sonrisa se dibujó en su rostro y susurró algo para sus adentros. Hizo un profunda reverencia tras la cual de un zurrón extrajo una piedra la cual llevaba unos grabados en la misma lengua de la piedra.

Aquel hombre palpaba algo en la base del monolito, hasta que introdujo sus dedos en la piedra y extrajo un trozo del mismo tamaño que la que había llevado en el zurrón, luego ancló la suya en el espacio libre y la escritura de ambas rocas comenzó a brillar, el shikome no podía dejar de mirar lo que estaba ocurriendo, no en vano su pueblo denominaba aquella tierra como el valle prohibido, pues las leyendas contaban que en ese recóndito lugar había espíritus vengativos que se alimentaban de los vivos, humanos, shikomes, o lo que fueran.

El hombre comenzó a recitar unas palabras que fueron cobrando cada vez mas volumen, cuyo sonido rebotaba por las paredes del valle como si fuera a provocar una avalancha en la nieve que se derretía. El suelo comenzó a temblar, mientras que la voz grave como el roce de las rocas se hacia cada vez más intensa, hasta que de repente el monolito se ilumino por completo con una luz azul brillante y de ella surgió un samurai, al menos eso creía el explorador shikome, pues cuando el hombre se postró a sus pies le vio el rostro, era un muerto, un esqueleto con armadura el cual lanzó un grito a su alrededor, un grito agudo que heló la sangre del propio shikome, una criatura acostumbrada a la violencia y el miedo como forma de vida, fue entonces, solo entonces cuando el suelo del valle comenzó a abrirse, y de él comenzaron a aparecer hombres muertos hace mucho tiempo surgiendo de la tierra como si fueran briznas de hierba, luego el primer esqueleto, el que había aparecido por la puerta tocó al hombre en la cabeza y este gritando de dolor comenzó a cambiar, de su espalda surgieron dos brazos y una cola de reptil comenzó a crecer.

El shikome, aterrorizado, no pudo continuar viendo aquel espectáculo y comenzó a correr montaña arriba, sintiendo como lo perseguían, pero antes de poder escapar fue alcanzado por las flechas de los muertos...

Dos días después, aun agonizante uno de sus hermanos lo encontró y antes de morir tan solo pudo contar parte de lo que había visto.

3 comentarios:

  1. Me mola el comienzo, ahora empiezo a entender algunas de las cosas que ha visto mi personaje en las primeras partidas de la campaña :P
    A ver como va quedando, pero conociendote, segurog que queda bien ^_^

    ResponderEliminar