miércoles, 15 de febrero de 2012

Hermanos de Sangre

Esta película es una de mis favoritas del la clasica Shaw Bros, en ella se cuenta como dos salteadores de caminos intentan robar a un maestro (Huang y Chang) de artes marciales (Ma). Pero este acaba reclutandolos y haciéndose como hermanos, mientras que la esposa de Huang comienza enamorarse de Ma en secreto.
Entre los tres consiguen vencer al jefe de una banda de forajidos, apropiándose de este modo su guarida desde la cual Ma comienza a estudiar para hacerse funcionario imperial.
Tras aprobar los exámenes decide partir para alistarse en el ejercito, pero diciendo a sus hermanos que lo esperen, pues los hará llamar. De este modo un tiempo después los reclama y ellos acuden, pero Ma se ha vuelto codicioso y elimina todo lo que haya en su camino para conseguir sus objetivos, como es la mujer de Huang, al cual envia a una trapa para que lo asesinen, entonces Chang decide tomar venganza y asesinas a Ma...


La historia esta contada de una forma espectacular, David Chiang, (Chang en el film), escribe la historia estando preso ante un magistrado, llevándonos al pasado de lo sucedido...

En este film podemos ver a David Chiang, Lung Ti y Kuang Tau Chen, un reparto de lujo para los protagonistas, entre los cuales, David Chiang a pesar de ser el de menor cualidades físicas es el que mayor fama alcanzó debido a su éxito entre las chicas, siendo mucho mejor actor, tiene el papel principal de la historia.

Una historia remasterizada en 2004 y que fue filmada en 1973. Donde lejos de encontrar grandes efectos especiales, la mayor parte de la espectacularidad se deja a las habilidades de lucha de los actores, coreografiada por lo Run Run Shaw, en un trabajo digno de su nombre.
Tal vez lo único que se podría obviar del metraje son las muertes agónicas en las que el herido se cae al suelo, se levanta de nuevo, vuelven a golpearlo y cae colina abajo durante una eternidad antes de morir de forma muy poco natural.
El sonido de los diálogos ha quedado tan limpio como la imagen aunque los sonidos de lucha se hayan mantenido los originales, no desentonan demasiado. Aunque muchos nuevos aficionados al cine de artes marciales pretenden que todo sea por ordenador, con coreografias imposibles puedan criticar la pelicula, la realidad es que es una buena muestra del cine marcial de los 70, sin los toques comicos de los 80, con un trasfondo muy bueno y con un reparto de lujo. Esto se confirma en que en el 2006 el propio Jet Li rodó "Los Señores de la guerra" un remake de esta historia y que comentaré en unos dias...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada