viernes, 9 de agosto de 2013

Diarios de un Director 9-8-2013 "El verano salvaje"


Este verano se suponía que debía de ser uno de esos veranos que deben de quedar en la memoria, uno de esos veranos en los que después de un duro año de trabajo, todo hubiera tenido que salir bien, sin necesidad de trabajar ni de estudiar, solo disfrutar del descanso bien ganado... pero la realidad ha sido muy diferente, en principio por que uno de esos sujetos que pasan por la vida y se hacen llamar amigos, al ver que los demás avanzan en la vida, se emponzoñan en su envidia e intentan destruir todo cuanto hay a su alrededor ya que las rentas del pasado no le dan los beneficios que esperaba. Y lamentablemente no es por esa persona que sienta su marcha, pues sus actos desde hacia años no eran precisamente los de un amigo o los de una persona grata, mas bien lo lamento por aquellos a los que desde hace mucho tiempo ha arrastrado a su pozo negro, a quienes echare de menos, aunque al menos me ha dado la oportunidad de ver el autentico rostro de otros que siempre han necesitado un enemigo a quien batir y que esta vez han querido morder algo que esta mucho más alto que su nivel...
Pero esta no ha sido ni de lejos la mayor de mis lamentaciones este verano, pues "a quien nada te ofrece, nada le debes", pero cuando alguien se marcha de verdad para no volver, alguien a quien ves apagarse día a día, alguien que de pequeño nunca te reñía, que esperaba en casa a que llegase del colegio para darme de comer y ponerme una gaseosa con unas gotas de tinto y me decía "Esto no se lo digas a tu padre", haciéndome poseedor de un secreto que solo ella, mi abuela, y yo íbamos a saber... esperando esas tostadas con nocilla para merendar mientras jugaba en el patio... ahora todo aquello son recuerdos, la persona con quien los compartí ya no están, pero aunque soy escéptico a que haya una vida después de la muerte si la hay, ahora podrá encontrarse con mi abuelo, sus hermanos, mi tío y mi prima, y si no la hay, al menos tendré siempre el recuerdo de la ultima vez que me sostuvo la mano, de cuando le dijo a Ana que me cuidase...
Había hecho muchos planes para este verano, muchas ideas para escribir, pero mi mente ha estado bloqueada y ocupada por el único problema que no tiene solución, y después de todo me prometí que iba a domar a Agosto, y por ello me fui 10 días de vacaciones, donde hoy he vuelto... he estado en las JLA, encontrándome con amigos, dirigiendo y comprando módulos, yo no soy de los que van a las jornadas a saquearlas de premios, si pillo algo bien pero que haya para los demás también...
Ana ha dirigido por primera en jornadas y ha sido con Shan Hu, desenvolviéndose muy bien, con tres aventuras como "Llega el Dragón", "El monstruo de Jade" y "El gran Kappa", mientras que yo he dirigido "El torneo de Tai Chan Ni" y "Ga Mou Sins" de Shan Hu, "La cueva de los..." de rolemaster y "Mercenarios de la muerte" junto con "Asalto al tren del dinero" de Sin piedad. Ocho aventuras diferentes solo con dos personas, todo un logro, pero la sensación fue muy satisfactoria.
Tras las JLA nos quedamos unos días en las tierras del reino de Granada, descansando y disfrutando de esta interesante ciudad donde siempre nos han tratado muy bien y de donde dentro de unos días acudirían algunos amigos a mi cumpleaños, en este intento por domesticar a este veranos salvaje que empezó poniéndose cuesta arriba...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada